in

El tatuaje y su maestra | DW Documental

Tiene 93 años. Su cuerpo está adornado con serpientes y ciempiés. Durante toda su vida Whang Od ha tatuado a guerreros y a cazadores de cabezas en las montañas de Filipinas.

 En la actualidad, jóvenes de todo el mundo peregrinan a la remota aldea de Buscalan. La maestra del tatuaje no necesita mucho para llevar a cabo su arte: carbón de leña, agua, un chorrito de jugo de caña de azúcar, para que posteriormente el tatuaje irradie ese brillo especial, y espinas del naranjo, porque no se oxidan. Ahora, jóvenes de todo el mundo la buscan. Acompañamos a Charly y Egan, dos chicos valientes. «Algunos se lo hacen en los pantalones del miedo», dice Whang Od y ríe. Ya el camino para llegar hasta allí es un desafío: un sendero estrecho por la selva, un profundo cañón y, finalmente, un empinado ascenso por las montañas. Se puede volar a la luna, pero no se puede construir un camino hacia Buscalan, dice la gente de aquí, de la tierra de Kalinga, remota e inexplorada como ninguna otra zona en las Filipinas. El reportero Philipp Abresch se ha atrevido a emprender el camino con 25 porteadores.

This post was created with our nice and easy submission form. Create your post!

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Loading…

0

Comments

0 comments

Mahatma Gandhi: morir por la paz | DW Documental

Estados Unidos: el fenómeno Trump | DW Documental